Fecha : 1921
Programa : Ocio y Turismo
Ubicación : Montevideo
Dirección : José María Guerra 3540, Montevideo, Uruguay
Autores : Fernando Capurro, Emilio Rodié

Las primeras carreras “a la inglesa” se remontan a fines de la Guerra Grande. Se desarrollaban en el paraje “Azotea de Lima”, en Piedras Blancas. Tuvieron corta duración, ya que en 1867 fue inaugurado el “Nuevo Circo” para “Carreras Nacionales”, en las proximidades de Maroñas a impulso de la “Sociedad Hípica” presidida por el Gral. Francisco Caraballo.

Hacia 1875, un grupo de descendientes de ingleses, bajo la dirección de Tomás Tomkinson, construyó un hipódromo que se llamó “Circo Ituzaingó”, conocido corrientemente por “Circo de Maroñas”. Allí fue trasladado el palco de “Azotea de Lima”.

Bajo el gobierno de Lorenzo Latorre, en 1877, se promulgó el primer Reglamento de Carreras y diez años más tarde, cuando José Pedro Ramírez asumió la Presidencia de la Comisión Organizadora de las Carreras Nacionales, el “Circo Ituzaingó” pasó a ser propiedad de Gonzalo y José Pedro Ramírez y de Juan y Alejandro Victorica.

Debido al crecimiento notorio en el número de espectadores fue necesario construir un nuevo palco que sustituyera al de “Azotea de Lima”. La obra realizada por el Arq. Ángel Battaglia fue inaugurada en 1888 junto a una nueva pista de carreras.

Expresaba un periódico de la época: “Nunca habíamos visto en Maroñas como anteayer, tanta gente, tanto entusiasmo. El nuevo hipódromo, si no totalmente lleno, daba cabida a una concurrencia diez veces mayor de la que habitualmente asistía a las carreras de antaño.”

El 12 de enero de 1889, el Jockey Club adquirió el Hipódromo Nacional de Maroñas y el 3 de febrero de dicho año se celebró la reunión inaugural con la presencia del Presidente de la República, Gral. Máximo Tajes.

Un nuevo Palco de Socios se estrenó el 6 de enero de 1910, obra del arquitecto Jacobo Vázquez Varela. Años más tarde, en 1921, se llamó a concurso para la construcción del Palco Oficial, resultando ganadores Fernando Capurro y Emilio Rodie.

Posteriormente, con el auge del deporte hípico fue necesario ampliar las instalaciones. Entre 1938 y 1945 fueron construidas tres tribunas por el arquitecto Román Fresnedo Siri: la Paddock, la Folle Ylla y la Popular.

Debido a las cuantiosas deudas del Jockey Club, el hipódromo de Maroñas tuvo que ser rematado en 1996. Su cierre fue en diciembre de 1997 y permaneció abandonado hasta su reinauguración el 29 de junio de 2003. A dicho acto asistieron más de diez mil personas y se corrieron cuatro carreras. La banda militar entonó el tango “Por una cabeza” de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera.

 

Actualmente se siguen realizando las carreras de caballos como antaño con amplia convocatoria tanto de los aficionados como del público en general.

 

* Basado en: Investigación y textos de Lorena García. Cortesía del Centro de Fotografía del Uruguay.

Imagenes del concurso

Primer Premio: Fernando Capurro, Emilio Rodié

Referencias:

Buscar Autor y Jurado
¿Quieres realizar un aporte o una corrección en el concurso?